Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies que permiten registrar su actividad de navegación para la elaboración de informes estadísticos. La información recabada no identifica, en modo alguno, al usuario ni cualquier otra información privada. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Para recabar esta información anónima la Sociedad emplea la herramienta Google Analytics, propiedad de Google. Puede encontrar las políticas de privacidad y de Google Analytics en el centro de privacidad de Google y el complemento de inhabilitación de Google Analytics.

Twitter  Linkedin  Flickr  Slideshare YouTube
Fundación Afi

Blog

Noticias etiquetadas como "Bolivia"
1 de septiembre de 2016

Balance del voluntariado y agradecimientos

Tags: Microseguros, Bolivia, VoluntariosAfi, Sembrar Sartawi | by Tania Rodríguez

Tras mi última semana del voluntariado, llega el momento de las conclusiones y lecciones aprendidas.

Querer implantar un producto de microseguros agrícolas en las zonas rurales es, a pesar de los beneficios que obtendrían ambas partes contratantes, más complejo de lo que parece y conlleva de un gran trabajo para intentar sacar adelante el producto.

A priori y en base a mi experiencia vivida durante estas tres semanas de voluntariado,  el aspecto más importante a la hora de comercializar este producto es concienciar al cliente de los beneficios que podría tener con este tipo de productos, ya que la idea de un seguro que proteja contra los efectos adversos del cambio climático tiene buena aceptación, sin embargo pueden surgir preguntas por parte del agricultor acerca de las propias características del producto así como su aplicación.

Por otro lado, también es muy importante concienciar a los gobiernos municipales sobre los beneficios de los que podría disfrutar su población con este tipo de seguros. El mayor conocimiento de los beneficios de estos productos, por parte de los gobiernos municipales podría llevar a estos a participar, en la medida de lo posible, a la financiación del pago de la prima de los seguros. Sin duda lo más complicado en este proceso, es ajustar el precio de la prima a cobrar. No olvidemos que el sector de la población al que está orientado este tipo de producto cuenta con unos recursos económicos limitados. Por tal motivo, la cuota que se comercializa debe de ser convenientemente asequible y poder brindarle al cliente facilidades de pago. Estos son aspectos que pueden contribuir a su desarrollo.

Como todo no ha sido trabajar, es justo comentar las maravillas que tiene Bolivia como país. Con los destinos ya previstos al inicio de este viaje, y sobre todo con los consejos que los propios compañeros del trabajo nos daban sobre la gastronomía y la cultura del país, hemos podido disfrutar de una experiencia inolvidable y enriquecedora.

Por último sólo me queda agradecer al equipo entero de Sembrar Sartawi por la ayuda prestada en estas tres semanas de mi voluntariado, tanto a nivel profesional como personal, ya que gracias a sus consejos mi integración en el país ha resultado ser más fácil. Y por supuesto agradecer a Fundación Afi la labor que presta y por el apoyo que también he recibido durante mi estancia en Bolivia.

30 de agosto de 2016

Los microseguros climáticos en Bolivia

Tags: VoluntariosAfi, Bolivia, microseguros | by Tania Rodríguez

Como ya os comenté en mi primera semana, los microcréditos concedidos al pequeño productor ayudan en los inicios y en el propio desarrollo de su actividad económica agropecuaria. No obstante, los factores adversos producidos por el cambio climático a los que están expuestos y los daños que pueden sufrir (derivados de los efectos de la sequía, el granizo, las inundaciones, etc.) pueden hacer que se pierda la cosecha esperada y, como consecuencia de este suceso, que el agricultor no pueda hacer frente al pago de su microcrédito, debido a la pérdida económica que se produce.

En este sentido los productos de microseguros agrícolas pueden ayudar, teniendo una doble aplicación. Lo más importante es la indemnización económica que recibiría el agricultor en caso de producirse la contingencia cubierta por el seguro, de esta forma y en función de la indemnización que se recibiese, podría rehacer su actividad económica. Y por otro lado, al recibir una compensación económica tendría mayor facilidad para poder seguir haciendo frente al crédito solicitado, de tal forma que la institución financiera de crédito también contaría con una cobertura con estos productos.

En estos momentos Bolivia cuenta con un Seguro Agrario Universal (“Pachamama”) que proporciona el gobierno. A pesar de estar definido como un seguro, no lleva consigo la obligación del pago de una prima por lo que se trata más bien de una compensación económica a los agricultores que han perdido su cosecha por causas meteorológicas. Esta ayuda gubernamental se recibe en determinados municipios (sólo aplicable en los considerados con mayores niveles de pobreza extrema del país), para determinados productos cosechados (trigo, maíz, cebada, avena, quínoa, haba y papa), y cubre las inclemencias producidas por la sequía, la helada, el granizo o las inundaciones, recibiendo una ayuda máxima de 1.000 bolivianos por hectárea cosechada.

Mi aportación durante la segunda y tercera semanas de mi voluntariado ha sido la impartición de cursos sobre seguros y microseguros agrícolas a los empleados de Sartawi y la realización de encuestas, tanto a los propios empleados de la micro financiera como a los clientes, para recabar información sobre la aceptación que tendría un producto de seguros y sobre las principales características que tendrían los clientes a los que iban dirigidas las entrevistas. Como os comentaba en el post inicial antes de venir, esta labor me ha brindado la oportunidad de poder conversar directamente con el actor principal y más perjudicado, previa aplicación de estos productos de seguros (el pequeño agricultor), y tener la oportunidad de escuchar de primera mano sus necesidades.

Hasta ahora, por mi experiencia profesional sólo había visto el producto del seguro / microseguro desde el punto de vista de la aseguradora o consultora, pero durante estas semanas también he tenido la oportunidad de escuchar los problemas a los que tienen que hacer frente y el punto de vista de la otra parte contratante del seguro.

29 de agosto de 2016

¡Qué pronto se acaba lo bueno!

Tags: Microfinanzas, Bolivia, VoluntariosAfi, Finrural | by Noelia Fernández

Esta experiencia ha llegado a su fin.

En la última semana, hemos continuado con las entrevistas a las Instituciones Financieras de Desarrollo (IFD) para evaluación de desempeño social. He tenido la oportunidad de conocer Idepro, una IFD cuya misión es la de contribuir a la mejora de la productividad, los ingresos y el empleo de pequeños productores, micro, pequeñas y medianas empresas del ámbito rural y urbano, con operaciones y servicios especializados e integrales. Finalmente, he podido conocer y colaborar en la evaluación de tres IFD: Emprender, Pro Mujer e Idepro.

He seguido trabajando sobre el Boletín anual de Desempeño Social. En la primera semana, mi trabajo fue el de automatizar la base de datos que nutre este boletín. Esta vez, mi labor ha sido la de automatizar la generación del informe, en formato Word, así como elaborar una presentación en PowerPoint que recoja los principales datos, y de una visión global, en cuanto a los resultados y evolución del esfuerzo en Desempeño Social que realizan las IFD asociadas a Finrural.

Además de la satisfacción de haber podido colaborar en tareas de desempeño social, durante estas tres semanas he tenido la oportunidad de conocer in situ la labor de las IFD, su funcionamiento y regulación, desconocidas para mí antes de llegar a Bolivia.

Las exigencias en cuanto a nivel de ingresos y garantías, entre otros factores, puede suponer una barrera a la inclusión financiera de una gran parte de la población, afectando especialmente a los pequeños productores y a la micro y pequeña empresa. Y aquí juegan un rol muy importante las IFD ya que actúan como intermediarias financieras mediante la captación de recursos y su colocación en forma de créditos. Por lo que, este voluntariado ha sido un aprendizaje mutuo junto con Finrural.

Al mismo tiempo también he podido conocer una cultura distinta, gente encantadora y una gastronomía exquisita. Sin duda, esta experiencia ha sido muy enriquecedora tanto profesional como personalmente. Ahora es el turno de las vacaciones con mi compi de aventuras, Tania Rodríguez.

 

Foto: Lago Titicaca 

Agradecer enormemente a la Fundación Afi por brindarme la oportunidad de vivir esta experiencia en un país tan increíble como Bolivia, y aunque aún no me he ido, sé que volveré. A todos mis compañeros de Finrural les quería dar de nuevo las gracias por la gran acogida que me han dado desde el primer día. Ha sido un placer para mi haber compartido estas tres semanas con todos vosotros. ¡Gracias! 

25 de agosto de 2016

Despedida de Fubode y de Cochabamba

Tags: VoluntariosAfi, microfinanzas, FUBODE, Bolivia | by Alexandra Cortés

Hemos llegado al final.

La espera del viaje se hizo larga, pero una vez empezada la aventura, las tres semanas han pasado muy rápido. Quizá el hecho de la gran acogida que hemos tenido ha ayudado para que nos integráramos y nos sintiéramos dos más de la gran familia que forma el equipo de Fubode. Debo reconocer que la despedida ha sido muy bonita, pero a la vez triste.

En tres semanas nos ha dado tiempo a conocer a personas de una calidad humana indescriptible. No han parado de ayudarnos, y no únicamente en el ámbito laboral, sino también en lo personal. Se han encargado de hacernos conocer la empresa, de enseñarnos cada rinconcito especial de Cochabamba y de hacernos conocer su cultura y su gastronomía. Aunque sin dudarlo ni un segundo lo mejor ha sido conocerles a ellos, son los que han hecho que este voluntariado haya merecido 100% la pena.

La reunión de despedida vino acompañada (cómo no podía ser de otra forma) con comida, aunque esta vez intentamos endulzar un momento amargo con helado de canela (muy típico en Bolivia). De ahí no nos llevamos las lágrimas que asomaron por nuestros ojos, nos llevamos las bonitas palabras que recibimos y los abrazos de cada una de las personas con las que trabajamos.

 

Espero que tanto Raquel como yo hayamos podido contribuir con un granito de arena en mejorar algo, por muy poco que haya sido y que nuestro espíritu programador y “automatizador” de procesos haya calado hondo después de todas las horas que nos estuvieron sufriendo como profesoras de Excel y Visual Basic.

Sinceramente, recomiendo la experiencia a todos aquellos indecisos que están dudando si utilizar un verano para realizar un voluntariado de este tipo. Son tres semanas trabajando, sí, pero en las que aprendes como trabaja otro tipo de empresa en otro país y conoces personas bellísimas que te vas a llevar siempre en el corazón. Y si te toca Cochabamba, además, te llevarás a casa unos cuantos kilos de más por todo lo que te van a hacer comer.

Conocer Bolivia en general y Cochabamba en particular ha sido una bonita aventura que no dudaría en volver a repetir.  Tiene lugares mágicos que no se encuentran en ningún otro sitio, como por ejemplo el Salar de Uyuni, el mayor desierto de sal del mundo. Es impresionante mirar al horizonte y únicamente ver un manto blanco de sal.

 

Quiero aprovechar este último post para dar las gracias a cada una de las personas que nos han acompañado estas tres semanas de trabajo en Fubode. Ha sido sencillamente fantástico. Estoy segura de que nuestros caminos se cruzarán en un futuro no lejano y podremos volver a reunirnos. También dar las gracias a la Fundación Afi por darme la oportunidad de realizar este voluntariado y por todo lo que nos ha ayudado para que podamos realizarlo.

¡Hasta pronto!

 

18 de agosto de 2016

Esto no es un adiós sino un… ¡Hasta luego Bolivia!

Tags: VoluntariosAfi, microfinanzas, Bolivia, FUBODE | by Raquel Hernández

Todo parece indicar que la aventura ha llegado a su fin. Como se suele decir, las despedidas nunca han sido buenas y mucho menos fáciles, pero os garantizo que tras una experiencia como esta, merece la pena pasar por este trago amargo.

La última semana en la empresa ha sido muy productiva, y hemos conseguido cerrar todas las tareas programadas a tiempo. Los resultados han sido satisfactorios tanto para la empresa como para nosotras. Hagamos en breve repaso de lo que han significado estas tres semanas laborales en la empresa en los próximos párrafos.

La principal tarea y creo que la que les ha sido de mayor utilidad han sido los cursos de capacitación en Excel y Visual Basic, centrándonos especialmente en este último lenguaje de programación, dado que ya contaban con conocimientos básico de Excel y preferían profundizar en la parte de programación que les permitiera la automatización de múltiples tareas rutinarias. En total les hemos ofrecido un curso de Excel de 6 horas nivel medio-avanzado y 10 horas de Visual Basic nivel básico-medio.

Admitimos haber llegado en un momento complicado para la empresa. Se encontraban en los últimos días para cerrar un trámite muy importante con la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero Boliviano (ASFI) que les abriría nuevas líneas de negocio y los consolidaría como IFD (Institución Financiera de Desarrollo). Adicionalmente, tenían el cierre del mes lo cual en combinación con el punto anterior les dejaba un tiempo limitado. Pese a todo ello, estamos seguras de haber hecho un buen trabajo en equipo AFI-FUBODE y haber conseguido los objetivos que perseguíamos y que han valorado positivamente desde la entidad:

· Desbloquear la herramienta de MicroFin, para que sea accesible para ellos tanto a nivel de consulta como de modificación. Adicionalmente,  hemos incluido también algunas mejoras para facilitarles el uso de esta aplicación.

· Desarrollar una herramienta de valoración de instrumentos de capacitación (depósitos y cajas de ahorro),  que además permite hacer un contraste de las estrategias que tiene FUBODE para la obtención de efectivo que pueda intermediar con sus clientes: Financiación externa y Captación. 

· Elaborar una base de datos en Excel en la que el usuario pueda volcar toda la información recogida en las fichas técnicas referentes a los créditos agropecuarios que ofrece la entidad.

· Crear un interfaz para el manejo de las fichas técnicas agrícolas del punto anterior y su cumplimentación con la información recogida en la base de datos que irían alimentando ellos mismos a través de encuestas.

Tras este resumen más profesional, me toca pasar al plano sentimental. El viernes pintaba como un día más en el que simplemente diríamos adiós a unos compañeros que sin duda dejaron huella en nuestros corazones; pero la mañana pasó y…¡Sorpresa! Nos habían preparado emotiva despedida con helado y hasta… ¿regalo? El cariño de todos nuestros compañeros y sus buenos deseos es el mejor regalo que puede quedarnos. No obstante, y quizás porque dudaban un poco de nuestra buena memoria dada tal vez nuestra mente matemática, nos obsequiaron con una placa en agradecimiento al apoyo recibido.

Todo empezó con comida y devocional y terminó de la misma forma. ¡Os echaré de menos nuevos amigos! Tal vez algún día se dé la oportunidad y volvamos a vernos, pero si no es así, todos se han hecho un rinconcito dentro de mi corazón y han dejado una huella que perdurará ahí.

¿Qué si repetiría? Pues no estoy segura…lo que sí sé es que no me arrepiento de haberme montado ese avión para cruzar el charco y vivir esta experiencia. Sé que no lo cambiaría por nada y que si volviera atrás en el tiempo volvería a embarcarme en la aventura. Es algo que recomiendo a todas aquellas personas a las que les guste probar cosas nuevas, salirse de la rutina, conocer nuevas culturas y formas de vida no tan convencionales como las que estamos acostumbrados.

Un amigo me dijo que a veces conoces a una persona y entiendes el verdadero significado de la expresión: “ha sido un placer”. Pues eso es justamente lo que me ha pasado a mí con esta nueva experiencia.

Por supuesto que no puedo terminar este post sin agradecer expresamente a FUBODE por hacer que me sienta como en casa y que formemos parte de este equipo que nos ha demostrado tener valores importantes como fuerza, unión, devoción y constancia. También reiterar mi agradecimiento a la Fundación Afi que es quien lo ha hecho posible.

 

Conociendo Bolivia: Agricultura y microcréditos

Tags: #VoluntariosAfi, microfinanzas, Bolivia, Sembrar Sartawi | by Tania Rodríguez

Los primeros días en La paz fueron pasados en la cama debido al mal de altura, pero el tiempo y los mates, tan conocidos aquí, ayudan a aclimatarse a la ciudad. Esta primera semana ha servido para tomar una toma de contacto tanto con el país, como con la institución en la que me encuentro, Sembrar Sartawi.  El equipo entero de Sembrar Sartawi me ha recibido con los brazos abiertos y brindándome toda la ayuda posible para que mi adaptación sea la mejor.

Como esta primera semana me ha servido para conocer mejor la institución en la que me encuentro así como la función que desarrollan, antes de nada os explicaré las bases en la que se va a fundamentar el proyecto en el que colaboro.

El sector agrícola en Bolivia hasta el año 1985, estaba limitado sólo a determinados cultivos tradicionales tales como el cereal, el maíz, o la papa,  que se encontraban sobre todo en la región del Altiplano y que estaban destinados para el consumo interno del país. Había pocas posibilidades de exportar estos productos, no obstante las exportaciones de quinua si eran significativas. En la actualidad, su actividad agropecuaria se sitúa en torno al 15% de su Producto Interior Bruto (PIB) y representa alrededor del 4% de las exportaciones del país.

Se puede diferenciar un tipo de agricultura de tipo tradicional en el altiplano y valles (donde se encuentran los departamentos de Cochabamba, La Paz y Oruro), y otro tipo de agricultura más moderno en el oriente y en parte de la zona sur y norte (departamentos de Santa Cruz, Beni y Tarija). De todos los productos agrícolas que existen en Bolivia, los más destacados son: los cereales, tubérculos, hortalizas y verduras, productos estimulantes, cultivos industriales y frutas.

La sociedad rural de Latinoamérica es la más castigada social y en términos económicos, a su vez son ellos quienes participan en la actividad agropecuaria, la cual concentra el mayor esfuerzo humano y ocupa la mayor extensión territorial. Este hecho se acentúa en Bolivia. En este contexto el acceso al microcrédito como instrumento contra la pobreza, enfocado a familias de recursos limitados de la sociedad rural (pequeño agricultor), es elemental para que puedan iniciar y desarrollar cualquier actividad económica productiva. Bolivia se encuentra entre los países de Latinoamérica con mayor crecimiento del mercado de microfinanzas, siendo un modelo a seguir para otros países de la región.

Sembrar Sartawi la Institución Financiera de Desarrollo sin ánimo de lucro en la que me encuentro trabajando, tiene como misión prestar este tipo de servicios financieros a través de la concesión de microcréditos orientados al pequeño productor agropecuario, junto con la prestación de un servicio de asistencia técnica  y además participa en programas de educación financiera, con el objetivo de apoyar su desarrollo económico así como mejorar su calidad de vida.

9 de agosto de 2016

Balance claramente positivo de mi primera semana en La Paz

Tags: VoluntariosAfi, microfinanzas, Finrural, Bolivia | by Noelia Fernández
Los primeros días fueron duros por el famoso mal de altura, aunque con mates de coca y mucho reposo el malestar se pasó pronto.

El lunes empecé mi labor en Finrural donde me acogieron con una calurosa bienvenida. El ambiente de trabajo es excelente, no podría estar mejor acompañada. Estos primeros días me he encargado de automatizar los archivos que nutren el Boletín Anual de Desempeño Social que, como ya adelantaba en el anterior post, recoge el esfuerzo en materia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de cada una de las Instituciones Financieras de Desarrollo (IFD) asociadas a Finrural.

Paralelamente, Finrural se encarga de apoyar en la implementación de la herramienta SPI4, creada por CERISE, en las IFD. CERISE es una asociación que promueve las finanzas éticas y responsables mediante la colaboración con sus aliados en los sectores de las microfinanzas, Social Business y las finanzas rurales.

La herramienta que han impulsado es una de las más utilizadas en la evaluación de desempeño social para las instituciones de microfinanzas. Consiste en un cuestionario en formato Excel que favorece y facilita la evaluación del grado de implementación de los Estándares Universales para la Gestión del Desempeño Social y de los Principios de Protección de Clientes.

Esta herramienta ajusta la evaluación de las instituciones a sus propias misiones y objetivos sociales (pobreza, medioambiental, inclusión social, etc.) y elabora indicadores para evaluar sus prácticas comparándolas con las tendencias del mercado en cada sector. La principal novedad que introduce el SPI4 es que es una herramienta de autoevaluación para que las IFD puedan generar su propia información sobre el desempeño social, de forma ágil, e identifiquen sus fortalezas y deficiencias en comparación con otras instituciones con las que comparten objetivos sociales, con el fin último de implementar acciones para mejorar.

Aunque esta herramienta nace con el objetivo de servir de autoevaluación para las instituciones, al menos en su primer año de implementación requiere del apoyo de auditores externos (auditores SPI4 habilitados), en este caso Finrural, que explique la utilidad y funcionamiento de la herramienta así como que verifique la información proporcionada por las instituciones.

Mi apoyo consiste en acompañar a los auditores SPI4 habilitados de Finrural en la realización del cuestionario en las IFD asociadas. Para ello, se visitará a cada institución durante tres días, en los que se presenta la herramienta y se entrevista de manera individual a un agente de cada departamento (créditos, recursos humanos, sistemas, contabilidad, gerencia, etc.). Toda esta información será verificada por los jefes de agencia de la institución y, una vez verificada, se envía de vuelta a CERISE que elaborará un informe para cada institución. Este informe recoge los resultados individuales en materia de desempeño social e incorpora un análisis comparativo con instituciones del mismo sector. Con toda esta información, CERISE  elabora finalmente un benchmark por país y sector, permitiendo así a las instituciones conocer qué posición ocupan en el ranking de desempeño social.

Esta semana han empezado las visitas a las entidades y la primera ha sido EMPRENDER.  EMPRENDER es una IFD dedicada a brindar servicios financieros a los microempresarios y emprendedores de las zonas urbanas, periurbanas y rurales de Bolivia para favorecer el desarrollo económico de los emprendedores que carecen de garantías bancarias tradicionales y otras garantías convencionales.

La próxima semana será el turno de Pro Mujer.  Ya os iré comentando los resultados de ambas entrevistas así como nuevas tareas en las que comenzaré a colaborar relacionadas con la Educación Financiera.

8 de agosto de 2016

Segunda semana: Actividad Social y… ¿Captación o financiación?

Tags: VoluntariosAfi, microfinanzas, FUBODE, Bolivia | by Raquel Hernández

Ya ha pasado nuestra segunda semana de voluntariado corporativo en la institución boliviana FUBODE. El tiempo se pasa muy rápido por aquí.

Me gustaría aprovechar este tercer post para contaros brevemente las actividades en las que hemos participado dentro de la empresa en este tiempo y cuál ha sido una de nuestras labores principales en lo que a colaboración se refiere.

FUBODE es una institución que concede créditos a familias emprendedoras con limitado acceso a recursos, buscando la mejora de su calidad de vida, adaptando sus productos a las diferentes necesidades. La meta de FUBODE son mujeres y hombres en situación de pobreza que tienen bajo su dependencia el cuidado de niños y niñas, quienes habitan en las áreas más vulnerables de Bolivia.

Siguiendo con estos valores que marcan los pasos de la institución, FUBODE ha participado en una actividad en una pequeña localidad llamada Cuchumuela de la provincia de Punata, aquí en Cochabamba, promovida por la ONG Water For People a la que nos han invitado a mi compañera Alexandra Cortés y a mí.

La escasez de agua es un problema creciente en la zona. Sólo la mitad de los habitantes de Cuchumuela cuenta con instalaciones sanitarias en casa. La ONG Water For People apuesta por la distribución de baños secos ecológicos que permitan mejorar las condiciones sanitarias de la población con escasos recursos, lo cual contribuirá a la disminución de la tasa de enfermedades gastrointestinales especialmente en los niños de esta zona.

En este sentido, hemos acudido a la presentación en la que FUBODE ha presentado los productos que podrían facilitar que las personas sin recursos obtengan un crédito que les dé acceso a estos baños. De esta experiencia, resaltar que ha sido muy impactante, dadas las diferencias con lo que estamos acostumbradas a ver, al tiempo que curiosa, al vernos con personas que hablaban en quechua, prácticamente incomprensible para nosotras.

Por otra parte, la acción de FUBODE como institución de desarrollo se centra en dos tareas principales: suministro de recursos y creación de nuevos productos microfinancieros. En este último aspecto, hemos estado colaborando con FUBODE en el desarrollo de una herramienta que permita valorar los instrumentos de captación más usuales que tienen pensado incorporar a sus ofertas (Cajas de Ahorro y Depósitos a plazo fijo). Todo ello, siempre atentos a la regulación aprobada por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) que exige un encaje legal en efectivo para estas operaciones.

Además, hemos recogido en la calculadora de valoración parámetros relevantes como la liquidez que debe haber en las cuentas y la fecha de retirada del efectivo de las cajas de ahorro, que por lo general  puede ser en cualquier momento. Adicionalmente, la calculadora hace un contraste entre los dos mecanismos que permiten coseguir efectivo para intermediar: Captación y Financiación externa. También permite realizar simulaciones sobre distintos parámetros como las tasas de interés, la fecha de retirada o el producto de captación.

Las clases de Visual Basic también nos han acompañado toda la semana. Los compañeros son muy receptivos y creemos estar dejando una buena semilla para que continúen aprendiendo y poniendo nuestras enseñanzas en práctica especialmente para la automatización de tareas que era una de las necesidades que detectamos desde un principio.

La aventura personal también continúa viento en popa, aprovechamos todos los momentos libres para disfrutar con los nuevos ya amigos de FUBODE y conocer nuevos lugares, rinconcitos que sin una persona lugareña no conoceríamos.

Bueno, ¡a por la última semana de trabajo! Con determinación y certeza de estar contribuyendo con esta empresa microfinanciera en pleno proceso de cambio. ¡Hasta la próxima semana!

Semanas de trabajo en Cochabamba

Tags: VoluntariosAfi, microfinanzas, Cochabamba, Bolivia | by Alexandra Cortés

Prácticamente ya han pasado las tres semanas de trabajo en Fubode. El tiempo pasa muy rápido, sobre todo cuando te sientes como una más en un equipo que acabamos de conocer hace nada, pero que nos han recibido a Raquel y a mí con los brazos abiertos.

Fubode (siglas de Fundación Boliviana para el Desarrollo) es una Institución Financiera de Desarrollo (IFD) que está afiliada a Visión Mundial y VisionFund International. Se trata de una organización privada sin fines de lucro, que promueve el Desarrollo Transformador Sostenible con valores cristianos, a través de servicios financieros y capacitación, dirigido a familias y comunidades empobrecidas del país buscando mejorar su calidad de vida. Además, al pertenecer a Visión Mundial uno de los puntos que deben seguir es intentar ayudar a todos los niños posibles, de esa forma, la mayoría de los destinarios de los créditos son familias con hijos.

Los créditos que ofrece la institución son muy diversos dependiendo de a qué vaya destinado el dinero: para servicios y comercio, sector productivo, sector agropecuario, consumo, vivienda o grupo comunal. Este último es el más me ha llamado la atención, dado que en España no existe nada parecido. Se trata de un pequeño préstamo otorgado a un grupo de al menos 8 mujeres las cuales se brindan garantía solidaria entre ellas, es decir, que si alguna deja de pagar, son las restantes las que se deben hacer cargo de la deuda. En este sentido, Raquel y yo hemos podido colaborar en una pequeña parte de los créditos para el sector agropecuario.            

A la hora de concederlos, tienen que hacer un estudio de las posibles ganancias que va a tener el agricultor teniendo en cuenta el tamaño de la tierra, el producto que cultiva y los costos/ganancias que va a tener por ese producto. Todos esos datos los anotan en las llamadas Fichas Técnicas Agrícolas y hasta ahora el asesor que otorgaba el crédito es el que se encargaba de rellenarlo. Raquel y yo nos hemos encargado de crear una pequeña base de datos para que puedan ir gestionando todos los costos y ganancias dependiendo del producto y de los pasos que el producto necesite. De esa forma podrán actualizar la base de datos según vayan teniendo información nueva. Además, hemos creado una pequeña herramienta que rellena las fichas técnicas automáticamente a partir de la base de datos.

Por otra parte, hace una semana tuvimos la oportunidad de acompañar a dos compañeras a la región de Punata donde iban a presentar junto con “Water for People”, unos créditos destinados a la construcción de baños ecológicos. Las zonas que visitamos eran bastante pobres (la mayoría de las familias no disponen ni de agua ni baño en sus viviendas) y me quedé bastante sorprendida de los contrastes que puede haber a tan solo unos pocos kilómetros de distancia. A pesar no enterarme nada de lo que comentaron en las reuniones (hablaron en quechua), la experiencia fue muy bonita.

Y a falta de pocos días para terminar nuestro voluntariado en tierras cochabambinas esto es lo que puedo contaros. Intentaremos disfrutar de lo que nos queda con la mayor intensidad posible.

2 de agosto de 2016

Aventura en el Altiplano boliviano

Tags: VoluntariosAfi, microfinanzas, La Paz, Bolivia, Finrural | by Noelia Fernández

Cuando escuché hablar del programa de voluntariado de la Fundación Afi, no dudé un segundo en apuntarme. Mi destino: La Paz, Bolivia. La Paz es la sede del Gobierno de Bolivia y se caracteriza por la mezcla de culturas y su entorno natural que hizo de ella una de las siete ciudades maravillas del mundo. He de admitir que el famoso sorojchi (mal de altura) me inquieta pero, sin duda, lo más difícil va a ser pasar de “la caló” malagueña al frío invierno boliviano.

Después de un mes de preparativos (maletas, vacunas, plan de trabajo, etc.), ya no hay vuelta atrás, estoy ya en el avión con 12 horas de vuelo por delante. Es mi primer viaje fuera de Europa y son muchos los nervios, pero viajar con una gran compañera de trabajo, como es Tania Rodriguez, lo hace todo más fácil.

Durante tres semanas colaboraré con la Asociación de Instituciones Financieras de Desarrollo (FINRURAL) es una organización especializada en Microfinanzas que agrupa las Instituciones Financieras de Desarrollo (IFD) bolivianas. La misión de FINRURAL es facilitar y potenciar el acceso a la  financiación, principalmente a la población rural, urbana y periurbana de Bolivia, a fin de luchar contra la pobreza y reducir las divergencias sociales, económicas y de género entre los ciudadanos bolivianos.

Mi labor consistirá en dar apoyo a la evaluación del desempeño social de las instituciones que engloba FINRURAL. La medición del impacto social de las actividades de las empresas se ha convertido en una necesidad para poner en valor el compromiso social de las instituciones con los colectivos sociales más vulnerables. De modo que, las IFD no sólo facilitan financiación sino que también cumplen objetivos sociales.

Aprovecho este primer post, en el que aún tengo poco que contar, para agradecer a la Fundación Afi está oportunidad de vivir una experiencia inolvidable. Muchísimas gracias también a todos mis compis de trabajo por todo el apoyo durante este mes de nervios.

Anteriores »
Share |

2018 © Fundación Afi. Este sitio web está bajo una licencia Creative Commons Attribution 3.0.