Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies que permiten registrar su actividad de navegación para la elaboración de informes estadísticos. La información recabada no identifica, en modo alguno, al usuario ni cualquier otra información privada. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Para recabar esta información anónima la Sociedad emplea la herramienta Google Analytics, propiedad de Google. Puede encontrar las políticas de privacidad y de Google Analytics en el centro de privacidad de Google y el complemento de inhabilitación de Google Analytics.

Twitter  Linkedin  Flickr  Slideshare YouTube
Fundación Afi

Blog

Noticias etiquetadas como "FUBODE"
25 de agosto de 2016

Despedida de Fubode y de Cochabamba

Tags: VoluntariosAfi, microfinanzas, FUBODE, Bolivia | by Alexandra Cortés

Hemos llegado al final.

La espera del viaje se hizo larga, pero una vez empezada la aventura, las tres semanas han pasado muy rápido. Quizá el hecho de la gran acogida que hemos tenido ha ayudado para que nos integráramos y nos sintiéramos dos más de la gran familia que forma el equipo de Fubode. Debo reconocer que la despedida ha sido muy bonita, pero a la vez triste.

En tres semanas nos ha dado tiempo a conocer a personas de una calidad humana indescriptible. No han parado de ayudarnos, y no únicamente en el ámbito laboral, sino también en lo personal. Se han encargado de hacernos conocer la empresa, de enseñarnos cada rinconcito especial de Cochabamba y de hacernos conocer su cultura y su gastronomía. Aunque sin dudarlo ni un segundo lo mejor ha sido conocerles a ellos, son los que han hecho que este voluntariado haya merecido 100% la pena.

La reunión de despedida vino acompañada (cómo no podía ser de otra forma) con comida, aunque esta vez intentamos endulzar un momento amargo con helado de canela (muy típico en Bolivia). De ahí no nos llevamos las lágrimas que asomaron por nuestros ojos, nos llevamos las bonitas palabras que recibimos y los abrazos de cada una de las personas con las que trabajamos.

 

Espero que tanto Raquel como yo hayamos podido contribuir con un granito de arena en mejorar algo, por muy poco que haya sido y que nuestro espíritu programador y “automatizador” de procesos haya calado hondo después de todas las horas que nos estuvieron sufriendo como profesoras de Excel y Visual Basic.

Sinceramente, recomiendo la experiencia a todos aquellos indecisos que están dudando si utilizar un verano para realizar un voluntariado de este tipo. Son tres semanas trabajando, sí, pero en las que aprendes como trabaja otro tipo de empresa en otro país y conoces personas bellísimas que te vas a llevar siempre en el corazón. Y si te toca Cochabamba, además, te llevarás a casa unos cuantos kilos de más por todo lo que te van a hacer comer.

Conocer Bolivia en general y Cochabamba en particular ha sido una bonita aventura que no dudaría en volver a repetir.  Tiene lugares mágicos que no se encuentran en ningún otro sitio, como por ejemplo el Salar de Uyuni, el mayor desierto de sal del mundo. Es impresionante mirar al horizonte y únicamente ver un manto blanco de sal.

 

Quiero aprovechar este último post para dar las gracias a cada una de las personas que nos han acompañado estas tres semanas de trabajo en Fubode. Ha sido sencillamente fantástico. Estoy segura de que nuestros caminos se cruzarán en un futuro no lejano y podremos volver a reunirnos. También dar las gracias a la Fundación Afi por darme la oportunidad de realizar este voluntariado y por todo lo que nos ha ayudado para que podamos realizarlo.

¡Hasta pronto!

 

18 de agosto de 2016

Esto no es un adiós sino un… ¡Hasta luego Bolivia!

Tags: VoluntariosAfi, microfinanzas, Bolivia, FUBODE | by Raquel Hernández

Todo parece indicar que la aventura ha llegado a su fin. Como se suele decir, las despedidas nunca han sido buenas y mucho menos fáciles, pero os garantizo que tras una experiencia como esta, merece la pena pasar por este trago amargo.

La última semana en la empresa ha sido muy productiva, y hemos conseguido cerrar todas las tareas programadas a tiempo. Los resultados han sido satisfactorios tanto para la empresa como para nosotras. Hagamos en breve repaso de lo que han significado estas tres semanas laborales en la empresa en los próximos párrafos.

La principal tarea y creo que la que les ha sido de mayor utilidad han sido los cursos de capacitación en Excel y Visual Basic, centrándonos especialmente en este último lenguaje de programación, dado que ya contaban con conocimientos básico de Excel y preferían profundizar en la parte de programación que les permitiera la automatización de múltiples tareas rutinarias. En total les hemos ofrecido un curso de Excel de 6 horas nivel medio-avanzado y 10 horas de Visual Basic nivel básico-medio.

Admitimos haber llegado en un momento complicado para la empresa. Se encontraban en los últimos días para cerrar un trámite muy importante con la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero Boliviano (ASFI) que les abriría nuevas líneas de negocio y los consolidaría como IFD (Institución Financiera de Desarrollo). Adicionalmente, tenían el cierre del mes lo cual en combinación con el punto anterior les dejaba un tiempo limitado. Pese a todo ello, estamos seguras de haber hecho un buen trabajo en equipo AFI-FUBODE y haber conseguido los objetivos que perseguíamos y que han valorado positivamente desde la entidad:

· Desbloquear la herramienta de MicroFin, para que sea accesible para ellos tanto a nivel de consulta como de modificación. Adicionalmente,  hemos incluido también algunas mejoras para facilitarles el uso de esta aplicación.

· Desarrollar una herramienta de valoración de instrumentos de capacitación (depósitos y cajas de ahorro),  que además permite hacer un contraste de las estrategias que tiene FUBODE para la obtención de efectivo que pueda intermediar con sus clientes: Financiación externa y Captación. 

· Elaborar una base de datos en Excel en la que el usuario pueda volcar toda la información recogida en las fichas técnicas referentes a los créditos agropecuarios que ofrece la entidad.

· Crear un interfaz para el manejo de las fichas técnicas agrícolas del punto anterior y su cumplimentación con la información recogida en la base de datos que irían alimentando ellos mismos a través de encuestas.

Tras este resumen más profesional, me toca pasar al plano sentimental. El viernes pintaba como un día más en el que simplemente diríamos adiós a unos compañeros que sin duda dejaron huella en nuestros corazones; pero la mañana pasó y…¡Sorpresa! Nos habían preparado emotiva despedida con helado y hasta… ¿regalo? El cariño de todos nuestros compañeros y sus buenos deseos es el mejor regalo que puede quedarnos. No obstante, y quizás porque dudaban un poco de nuestra buena memoria dada tal vez nuestra mente matemática, nos obsequiaron con una placa en agradecimiento al apoyo recibido.

Todo empezó con comida y devocional y terminó de la misma forma. ¡Os echaré de menos nuevos amigos! Tal vez algún día se dé la oportunidad y volvamos a vernos, pero si no es así, todos se han hecho un rinconcito dentro de mi corazón y han dejado una huella que perdurará ahí.

¿Qué si repetiría? Pues no estoy segura…lo que sí sé es que no me arrepiento de haberme montado ese avión para cruzar el charco y vivir esta experiencia. Sé que no lo cambiaría por nada y que si volviera atrás en el tiempo volvería a embarcarme en la aventura. Es algo que recomiendo a todas aquellas personas a las que les guste probar cosas nuevas, salirse de la rutina, conocer nuevas culturas y formas de vida no tan convencionales como las que estamos acostumbrados.

Un amigo me dijo que a veces conoces a una persona y entiendes el verdadero significado de la expresión: “ha sido un placer”. Pues eso es justamente lo que me ha pasado a mí con esta nueva experiencia.

Por supuesto que no puedo terminar este post sin agradecer expresamente a FUBODE por hacer que me sienta como en casa y que formemos parte de este equipo que nos ha demostrado tener valores importantes como fuerza, unión, devoción y constancia. También reiterar mi agradecimiento a la Fundación Afi que es quien lo ha hecho posible.

 

8 de agosto de 2016

Segunda semana: Actividad Social y… ¿Captación o financiación?

Tags: VoluntariosAfi, microfinanzas, FUBODE, Bolivia | by Raquel Hernández

Ya ha pasado nuestra segunda semana de voluntariado corporativo en la institución boliviana FUBODE. El tiempo se pasa muy rápido por aquí.

Me gustaría aprovechar este tercer post para contaros brevemente las actividades en las que hemos participado dentro de la empresa en este tiempo y cuál ha sido una de nuestras labores principales en lo que a colaboración se refiere.

FUBODE es una institución que concede créditos a familias emprendedoras con limitado acceso a recursos, buscando la mejora de su calidad de vida, adaptando sus productos a las diferentes necesidades. La meta de FUBODE son mujeres y hombres en situación de pobreza que tienen bajo su dependencia el cuidado de niños y niñas, quienes habitan en las áreas más vulnerables de Bolivia.

Siguiendo con estos valores que marcan los pasos de la institución, FUBODE ha participado en una actividad en una pequeña localidad llamada Cuchumuela de la provincia de Punata, aquí en Cochabamba, promovida por la ONG Water For People a la que nos han invitado a mi compañera Alexandra Cortés y a mí.

La escasez de agua es un problema creciente en la zona. Sólo la mitad de los habitantes de Cuchumuela cuenta con instalaciones sanitarias en casa. La ONG Water For People apuesta por la distribución de baños secos ecológicos que permitan mejorar las condiciones sanitarias de la población con escasos recursos, lo cual contribuirá a la disminución de la tasa de enfermedades gastrointestinales especialmente en los niños de esta zona.

En este sentido, hemos acudido a la presentación en la que FUBODE ha presentado los productos que podrían facilitar que las personas sin recursos obtengan un crédito que les dé acceso a estos baños. De esta experiencia, resaltar que ha sido muy impactante, dadas las diferencias con lo que estamos acostumbradas a ver, al tiempo que curiosa, al vernos con personas que hablaban en quechua, prácticamente incomprensible para nosotras.

Por otra parte, la acción de FUBODE como institución de desarrollo se centra en dos tareas principales: suministro de recursos y creación de nuevos productos microfinancieros. En este último aspecto, hemos estado colaborando con FUBODE en el desarrollo de una herramienta que permita valorar los instrumentos de captación más usuales que tienen pensado incorporar a sus ofertas (Cajas de Ahorro y Depósitos a plazo fijo). Todo ello, siempre atentos a la regulación aprobada por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) que exige un encaje legal en efectivo para estas operaciones.

Además, hemos recogido en la calculadora de valoración parámetros relevantes como la liquidez que debe haber en las cuentas y la fecha de retirada del efectivo de las cajas de ahorro, que por lo general  puede ser en cualquier momento. Adicionalmente, la calculadora hace un contraste entre los dos mecanismos que permiten coseguir efectivo para intermediar: Captación y Financiación externa. También permite realizar simulaciones sobre distintos parámetros como las tasas de interés, la fecha de retirada o el producto de captación.

Las clases de Visual Basic también nos han acompañado toda la semana. Los compañeros son muy receptivos y creemos estar dejando una buena semilla para que continúen aprendiendo y poniendo nuestras enseñanzas en práctica especialmente para la automatización de tareas que era una de las necesidades que detectamos desde un principio.

La aventura personal también continúa viento en popa, aprovechamos todos los momentos libres para disfrutar con los nuevos ya amigos de FUBODE y conocer nuevos lugares, rinconcitos que sin una persona lugareña no conoceríamos.

Bueno, ¡a por la última semana de trabajo! Con determinación y certeza de estar contribuyendo con esta empresa microfinanciera en pleno proceso de cambio. ¡Hasta la próxima semana!

22 de julio de 2016

Semana 0: ¡Comienza la aventura!

Tags: VoluntariosAfi, microfinanzas, Cochabamba, Bolivia, FUBODE | by Alexandra Cortés

Cuando hace unos meses empezamos a hablar de la posibilidad de hacer el voluntariado no imaginamos que esto pasaría tan rápido. Pero aquí estoy, en el avión y pensando qué escribir en el primer post. No os esperéis nada original y divertido porque después de 27 años no se le puede pedir peras al olmo, pero intentaré esforzarme para que no os canséis de leerme incluso antes de empezar el viaje.

Debo reconocer que estoy nerviosa (este es el adjetivo más relajado que he encontrado, aunque seguramente otros reflejen mejor mi estado actual). No es la primera vez que viajo durante un mes al extranjero, pero sí es la primera que lo hago para hacer un voluntariado.

El día de hoy ha sido frenético: qué llevar en la maleta, qué sacar porque va muy llena, ¿será suficiente con lo que llevó o me quedo corta?... Ya sabéis, lo típico ante estos viajes. Pero ahora ya en el avión y con casi 12 horas de vuelo por delante creo que me puedo relajar y pensar realmente en lo importante: el trabajo que vamos a realizar Raquel y yo en Cochabamba.

Nuestra empresa durante las tres próximas semanas se llama Fubode. Se trata de una pequeña empresa dedicada a las microfinanzas que lleva años concediendo microcréditos. Ahora desea ofrecer nuevos productos y servicios a sus clientes, y es ese uno de los ámbitos donde vamos a ayudarles.

Además de echarles una mano en todo lo que podamos, también impartiremos clases de Excel y Visual Basic, lo cual es con lo que más cómodas nos sentimos después de un tiempo dando este tipo de cursos. Pero aún así, no tenemos miedo ante los nuevos retos, y si vemos que estamos atascadas en algún tema siempre podemos llamar a alguno de nuestros colegas de Afi.

Fubode se encuentra en Cochabamba, una de las ciudades más importantes de Bolivia después de La Paz y Santa Cruz de la Sierra. Se encuentra en un valle así que se supone que no vamos a pasar mucho frío (o al menos no tanto como pasarán nuestras compañeras Tania y Noelia en La Paz), pero tampoco pasaremos calor (adiós calor sofocante madrileño) por lo que este verano va a ser un poco atípico. Nos han dicho que se come muy bien (y mucho) pero eso es algo que os confirmaré durante las próximas semanas.

Y esto es lo que os puedo contar hasta ahora. Supongo que en las siguientes entradas tendré cosas más interesantes que contaros y si no, al menos, os colgaré unas fotos para que intentéis ver lo que yo estoy viviendo en primera persona. ¡Buenas noches!

18 de julio de 2016

¡Allá vamos Bolivia!

Tags: #VoluntariosAfi, microfinanzas, Bolivia, Cochabamba, FUBODE | by Raquel Hernández
“Din don din”… ¡Señores pasajeros con destino a Bolivia, preparen sus maletas, sus billetes y sus ganas de viajar que en breves momentos el avión efectuará el despegue!

 

Y así es como comienza la aventura cochabambina para Alexandra Cortés y para mí.

Tras un intenso periodo de preparativos (que si acuerdos, plan de trabajo, pasaporte en regla, comprar la mochila, ponerse las vacunas y que no falte el repelente de mosquitos), al fin ha llegado el día y, pese a que parecía que no llegaríamos a tiempo con las vacunas, lo hemos conseguido: estamos a punto para cruzar el charco.

Ahora mismo es imposible disimular la mezcla de sensaciones que pasan por mi cabeza, nervios, emoción, ganas de llegar ya... Últimamente la gente me pregunta "Bueno y ¿cómo te sientes?" y, sinceramente, es complicado describirlo. La extensa cola hasta el avión y el calor acentúan todas las emociones.

Resulta extraño pensar que este viaje nos hará pasar de los pantalones cortos, las cholas, los abanicos y las cervezas a media tarde en una terraza típicas del verano español a tener que usar incluso el gorro para dormir en alguna ocasión. Esperemos poder sobrellevarlo bien al igual que la altura y su famoso mal.

En mi caso, es la primera vez que me embarco en un programa de voluntariado de este tipo y la verdad es que me invade la curiosidad y las ganas comenzar con el programa. Además, somos las primeras voluntarias de 2016 en partir y eso supone cierta sensación de novedad y desconocimientoSeguramente muchos os preguntaréis por qué participar en este tipo de programas, o qué espero de él. Pues bien, la respuesta es sencilla, se trata de una oportunidad para dar y recibir.

Dar en el sentido de transmitir mi conocimiento y ayudar en mejoras e innovaciones que puedan resultar útiles a FUBODE, nuestra empresa de destino. Así, dado el perfil cuantitativo, nuestro objetivo durante las tres semanas será mejorar las capacidades de FUBODE en el diseño y uso de herramientas cuantitativas en su nueva condición de Institución Financiera de Desarrollo (IFD), lo que incluye la automatización de procesos, la simulación de escenarios para la captación de ahorro del público y la formación en Excel y Visual Basic para Excel.  

Recibir en el sentido de aprender cómo funciona una de las entidades líderes en las microfinanzas de Latinoamérica como es FUBODE y enriquecerme tanto a nivel profesional como personal; intentando siempre sumergirme en una cultura y forma de trabajar diferente y sacarle el máximo partido.

Bueno, pero no os penséis por lo anterior que será un simple viaje de colaboración. Dado que nunca antes he estado en Bolivia, y que vamos con pocos planes o muy justitos parece que la aventura va a estar garantizada. Mochila a las espaldas y tenis en los pies nos aseguraremos de aprovechar cada momento libre para descubrir los rincones que esconde este país, como es su cultura, sus gentes, su gastronomía…

Agradecer de antemano a la Fundación Afi por la oportunidad que me brinda, a la organización FUBODE por acogerme y a todos los que, con su granito de arena, lo han hecho posible.

Y hasta aquí puedo leer por el momento, ya les iré informando de nuestra trayectoria un tanto misteriosa aún. ¡¡Hasta pronto!!

Share |

2018 © Fundación Afi. Este sitio web está bajo una licencia Creative Commons Attribution 3.0.